Antes de contaros que es la RGPD, tenemos que saber, que la privacidad, se ha convertido en una prioridad para todas las empresas. Por ello, es importante que las organizaciones de todo tipo, ya sean grandes corporaciones o pymes, sean conscientes e examinen su situación en cuanto a la protección de datos personales. A parte de posibles sanciones por incumplir la normativa, las empresas también se están jugando factores como la confianza de sus clientes o la competitividad. 

El Reglamento General de Protección de Datos, es el nuevo marco legal en la unión Europea que reemplaza a la Directiva de Protección de Datos. Por lo tanto, es una ley, que como tal, debe ser cumplida por todos los estados europeos miembros. 

Este nuevo reglamento busca proteger los datos personales y la forma en la que las organizaciones los procesan, almacenan y, finalmente destruyen cuando estos datos ya no son requeridos. Este reglamento otorga un mayor control y seguridad a los ciudadanos sobre su información personal en el mundo 2.0, ya que les permite decidir cómo desean que sus datos sean tratados y cómo quieren recibir información de las empresas. La principal virtud de esta ley es la de defender a las personas frente aquellas empresas y organismos que tratan los datos con fines poco éticos y que pretenden manipular e influir de manera encubierta y peligrosa a la masa ciudadana. 

La implementación de este reglamento, debe verse como una oportunidad para las compañías de hacer las cosas y bien y para que demuestren su transparencia y ética a la hora de tratar con información privada y confidencial. 

La llegada del Coronavirus a principios del año pasado cambió para siempre los hábitos de compra de los consumidores y eso hizo que muchas empresas, sobre todo las más pequeñas, se vieran obligadas a digitalizarse rápidamente para sobrevivir. 

De hecho el 80% de las empresas aceleró su digitalización a causa del COVID-19, esta rápida digitalización les ha permitido a estas empresas, fortalecer su capacidad de respuesta ante eventos disruptivos, como es la pandemia, garantizando el mantenimiento de la actividad y el flujo de comunicación con sus grupos de interés. 

No obstante, esta digitalización se tiene que hacer bien y cumpliendo todos los requisitos que esta ley pide que sean cumplidos. 

Es por esto, que te preguntamos ¿Cumple tu página web con la RGPD? 

¡Nosotros, te ayudamos a saberlo con una consultoría!