Tener un blog, una página web o una shop online es imprescindible si quieres dar a conocer o vender tu marca o servicios. Si no tienes una página web, no existes en el mundo online, pero debes saber que hay leyes y normas que debes cumplir para tener una web legal. Por el contrario, si esta no está legalizada, puede acarrear sanciones que rondan entre los 900€ y los 600.000€. 

 

Por este motivo, hoy te vamos a contar las acciones más importantes que se deben realizar para que tu web sea legal.

 

Aviso legal: la gran mayoría de páginas web requieren un aviso legal que recoja los datos de sus administradores y demuestre que sus actividades se rigen por la ley vigente. Cualquier proyecto online que genere algún tipo de ingreso a sus administradores, ya sea en forma de compraventa, o de publicidad y patrocinio, requiere un aviso legal. 

 

Política de privacidad: es necesaria para poder recoger datos personales. Esta sirve para dar información a los usuarios sobre quién es el propietario, el uso de los datos personales y derechos de estos. Es habitual que este apartado se encuentre siempre en una parte visible. 

 

Política de cookies: se permite el uso de cookies si se cumple con el principio de transparencia (Art 22 de la ley de servicios de la sociedad de la información y el comercio electrónico). En este artículo se fija que la información sobre el uso de almacenamiento de datos, tiene que ser clara para el usuario. Se deberá mostrar un aviso en la web donde el usuario pueda aceptar o rechazar el uso de estas.

 

Condiciones de uso y término de la compra: Se debe reflejar en qué condiciones se puede usar tu web. Algunos de los más importantes son:

 

  • Responsabilidades y obligaciones de los usuarios
  • Acciones que no pueden hacer los usuarios
  • Derechos que te reservas
  • Normativa que se aplica a las condiciones
  • Fecha de las condiciones 

 

Formulario de contacto: es recomendable que se pidan pocos datos y además que se pueda ver en un enlace que nos dirija a la política de privacidad, para que el usuario pueda saber cómo van a tratarse sus datos.

 

Formulario de suscripción: este se usa para enviar información comercial y promocional al usuario que haya introducido los datos en el formulario. En este caso, también es recomendable insertar:

 

  • Un enlace que le dirija a la política de privacidad.
  • Para cada nueva solicitud se enviará un email de confirmación al usuario para dejar claro que se ha obtenido su consentimiento y evitar situaciones de uso de correo electrónicos ajenos. 

 

Instalar SSL: El certificado SLL nos permite la transferencia de datos cifrados entre un navegador y un servidor web de forma segura. Por lo tanto, instalar un certificado SLL dará a la web más confianza a los usuarios para introducir datos personales y bancarios. 

Propiedad intelectual y marcas: el contenido debe estar protegido a través de cláusulas que indiquen la protección de nuestros contenidos si tienen derechos de propiedad intelectual. Si la marca está registrada. El registro de la marca nos puede ayudar a proteger nuestro dominio. Si hacemos uso de elementos ajenos, debemos asegurarnos que tienen una licencia de uso abierta o bien su autorización.  

 

Si tienes dudas sobre alguno de los puntos que hemos explicado, contacta con nosotros y nuestros asesores te ayudaran a que tu web esté legalizada y cumpla con todos los requisitos de la normativa vigente.